El cobre y su impacto ambiental a través de la generación de energía eólica

El cobre permite construir una plataforma de energía más sustentable, tras poseer cualidades como: alta conductividad, baja resistencia eléctrica y buena resistencia a la corrosión.

Uno de los metales más importantes del sector minero, como es el cobre, es usado para producir electricidad, generada a través de la energía eólica, un recurso abundante, renovable y limpio que ayuda a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero, tras reemplazar fuentes de energía a base de combustibles fósiles.

Es así que algunos parques eólicos llegan a utilizar hasta 91.500 metros (o hasta 300.000 pies) de hilos de cobre, produciendo energía de este tipo, la cual es conducida por los cables de cobre aislados hacia un transformador revestido también de cobre. De esta manera, el cobre ofrece una mejor conductividad eléctrica a comparación con otros metales comerciales, convirtiéndose así en el material ideal para la generación, distribución y uso de energía eficiente. Por ejemplo, el cobre es 65% más conductivo que el aluminio.

De este modo, este importante metal permite construir una plataforma de energía más sustentable, beneficioso en gran medida para el desarrollo económico y el desarrollo social. Y es que el impacto ambiental de este tipo de energía es menos problemático que el de otras fuentes de energía.

Fuente: Consejo Minero

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *



2016 Copyright MediaImpact. Todos los derechos reservados.